Cómo se toma presión arterial

Enlace Patrocinado

Se toma la presión a partir de un dispositivo llamado tensiómetro o esfingomanómetro.
Este dispositivo o elemento cuenta con una pera de caucho con una válvula, un reloj y un manguito, el cual se coloca envolviendo el brazo desnudo del paciente. El reloj es el que brindará los valores en milímetros de mercurio, valores que tendrán que ver con la presión de la arteria braquial, una arteria ubicada en la parte interna del brazo a la altura del codo y que llega hasta el hombro.
El médico necesitará un estetoscopio, el cual lo ubicará entre la arteria braquial y el manguito a fin de auscultar la presión del flujo de la sangre sobre dicha arteria.
El manguito deberá ser inflado bombeando la pera de caucho, tras lo cual el sonido del pulso cambiará y será decisión del médico cuando dejar de inflar el manguito, para luego dejar que el aire escape lentamente hasta tanto vuelva a normalizarse el fluido de la sangre. De este modo se infla el manguito comprimiendo el brazo y la arteria, luego al abrir la válvula de la pera de caucho se desinflará el manguito para permitir nuevamente el normal flujo de sangre. En el momento en que se haya normalizado se registrará la presión sistólica o máxima.

A partir de ese momento continuará dejando escapar el aire lentamente mientras que escucha como va fluyendo la sangre y los latidos que se harán cada vez menos perceptibles hasta que deje de escucharlos totalmente, entonces será éste el momento en que deba registrar la presión arterial diastólica o mínima.
En definitiva este es el proceso con el que el tensiómetro mide la presión arterial.
Luego el proceso abarca la tranquilidad del paciente, sin haber bebido previamente café ni haber fumado, el paciente debe sentirse cómodo sentado o acostado en el caso de que no pueda movilizarse, pues su brazo desnudo será envuelto con el manguito, un poco suelto a fin de que pueda colocarse la campana del estetoscopio entre el manguito y la arteria braquial en la parte interna a unos centímetros por encima del codo.
El manguito se inflará mediante la pera de caucho de forma rápida, ya que de hacerlo lentamente puede alterar la medición.
Luego de tomar las dos mediciones (la sistólica y la diastólica) se debe repetir el mismo proceso dejando pasar tres minutos para corroborar la coincidencia de las mediciones.
Antes de colocar la campana del estetoscopio, el médico palpará con la yema de los dedos índice y medio las pulsaciones de la arteria braquial, una arteria que recorre desde el hombro hasta el por debajo del codo.
De este modo se mide la presión arterial y se podrá auscultar las pulsaciones de forma tal que registrará inmediatamente dos los valores que habrá auscultado.  A pesar de que existe el método palpatorio, el auscultatorio es el método más utilizado por todos los médicos dado que es más eficaz que el anterior que solo permite contar con el valor sistólico, por ello el auscultatorio es el más común con el que se acostumbra a tomar presión arterial.

Trackbacks

Deje sus comentarios

*