Cómo bajar la tensión arterial cambiando los hábitos

Bajar la tensión arterial con cambios de hábitos permite hacerlo de forma natural. Pues solo se tratará de prestar atención a por ejemplo el sobrepeso y la obesidad como una de sus causas, por lo tanto será necesario adelgazar los kilos de más.
La dieta llamada Dietary Approches to stop hypertensión se orienta a reducir el nivel de presión incorporando alimentos con bajo tenor graso, reducir el consumo de carne de ternera, reducir el consumo de las bebidas y comidas ricas en azúcar y por el contrario aumentar el consumo de leche y derivados lácteos desnatados, verduras y frutas. De acuerdo a las investigaciones se trata de un tipo de dieta con eficacia superior a la ingesta de medicamentos.
El consumo de alcohol también debe ser reducido. No prohibir sino reducir la ingesta a un vaso de vino en el día las mujeres y a dos vasos de vino en el día los hombres, ya que en esta proporción es un beneficio par la salud del corazón.
Es importante incorporar el consumo de pescado, leche y derivados lácteos desnatados, verduras y frutas debido a la necesidad del aporte de potasio.
También es necesario asegurarse el requerimiento diario de calcio, posible de ser adquirido por medio de la alimentación, pero en caso contrario también es posible ingerir un suplemento de calcio sobretodo después de los 50 años de edad.

El estrés tiene que ver con el aumento de la presión arterial, por ello es necesario mantenerlo controlado y en muchos casos reducirlo al máximo posible a fin de que esta enfermedad no se torne crónica.
El consumo de pescado es necesario a fin de incorporar a la dieta ácidos grasos esenciales omega 3. Preferentemente elegir la carne de pescado azul y en el caso de personas reacias al consumo de este tipo de carne pueden ingerir suplementos de aceite de pescado.
Alimentos ricos en vitamina C son esenciales par adquirir el requerimiento diario de 500 MG al día. Su ingesta beneficia para bajar la tensión, pero en el caso de que ésta se encuentre en un nivel normal no se verá afectada.
Evitar el consumo de alimentos ricos en sodio y a su vez evitar colocar el salero en la mesa, ya que el consumo exagerado de sal tiene que ver con la retención de líquidos y a su vez con la alteración de la fluidez de la sangre, lo cual provoca un mayor esfuerzo al corazón con el consecuente aumento del nivel de tensión.
Plantearse la necesidad de una rutina de ejercicio físico a ser realizado todos los días durante al menos media hora. Si no resulta posible realizar la actividad todos los días, al menos elegir cinco de los siete días de la semana. Pero deberá tratarse de una rutina pensada par poder mantenerla de forma regular a largo plazo, preferentemente con cualquier tipo de ejercicio aeróbico como caminar, correr, andar en bicicleta fija o móvil, subir y bajar escaleras a fin de bajar la tensión arterial cambiando los hábitos.

Speak Your Mind

*